Montclair State Univ. Demandado por una política de discurso "inconstitucional" y por socorrer a un congregación de estudiantes sobre otro en saco a sus creencias

La Universidad Estatal de Montclair en Nueva Chaleco fue golpeada el miércoles con una demanda que desafía sus políticas que regulan el discurso en el campus.

La Alianza para la Defensa de la Desenvolvimiento (ADF, por sus siglas en inglés) dice que el discurso de la universidad y las políticas de permisos sofocan la redimido expresión de ideas y clasifica inconstitucionalmente a las organizaciones estudiantiles del campus basadas en el punto de traza.

La demanda se deriva de un incidente en septiembre pasado. Tres estudiantes afiliados a Young Americans for Liberty se vistieron con monos naranjas como prisioneros y levantaron letreros que expresaban su apoyo a las zonas libres de armas. Como falsos delincuentes, su mensaje era claro: que las zonas libres de armas solo ayudan a los infractores de la ley y perjudican a los ciudadanos respetuosos de la ley
.
Según un comunicado de prensa sobre la demanda, el ADF dice que los estudiantes expresaban pacíficamente sus ideas en un ámbito global al céfiro redimido del campus cuando un oficial de policía del campus los obligó a detenerse. Se les dijo que si querían murmurar en el campus, primero tenían que obtener permiso con al menos dos semanas de anticipación y que la oficina del decano les asignaría una hora y un emplazamiento para murmurar.

La demanda alega que "este requisito de dos semanas impone una restricción previa inconstitucional a todos los estudiantes en todo el campus", y permite a la universidad desmentir o retrasar la solicitud de un estudiante de un permiso por cualquier motivo.

"Se supone que una universidad pública es un mercado de ideas, pero ese mercado no puede funcionar si los funcionarios imponen restricciones onerosas al discurso o si pueden hacer cumplir selectivamente esas restricciones contra grupos desfavorecidos", dijo el asesor legítimo de ADF Michael Ross.

En una afirmación enviada por correo electrónico a northjersey.com, la presidenta de la universidad Susan Cole dijo que el estado de Montclair "está absolutamente e inequívocamente comprometido con la permiso de expresión" y el intercambio de ideas. Pero, escribió, eso debe equilibrarse con "el derecho de todos los miembros de la comunidad universitaria a participar sin interrupciones" en las actividades escolares.

"Ningún miembro de la comunidad universitaria está sujeto a ninguna traba o paquete por manifestarse o reunirse con otros para expresar su punto de traza", escribió Cole.

El abogado de ADF Ross no está de acuerdo. "Atender la expresión pacífica de los estudiantes que la universidad no favorece es descaradamente inconstitucional y se opone directamente a la comisión de las universidades públicas de alentar y permitir la discusión de ideas", dijo Ross.

La demanda apunta a otras dos políticas del campus que, según dice, violan los derechos de los estudiantes.

Una política otorga a la Asociación de Gobierno Estudiantil (SGA) de la universidad la discreción completa para clasificar las organizaciones estudiantiles en "clases". Young Americans for Liberty se clasifica como un congregación de Clase IV, lo que significa que se considera "de nivel de entrada" y, a diferencia de los grupos de maduro rango, no puede solicitar fondos de las cuotas estudiantiles que sus miembros y todos los estudiantes deben abonar a menos que se recauda fuera de los fondos de contrapartida. La Asociación de Gobierno Estudiantil tiene la discreción monopolio para determinar si un congregación de estudiantes es de nivel de entrada o "satisface las deyección de un interés muy específico y único de la comunidad del campus". Esto, alega la demanda, es un criterio basado en el punto de traza y el contenido del discurso y, por lo tanto, es inconstitucional. Young Americans for Liberty todavía se designa como "nivel de entrada" a pesar de que se ha registrado como un congregación desde 2018.

En una afirmación a northjersey.com, la SGA dice que sus políticas y procedimientos para las organizaciones estudiantiles son "neutrales desde el punto de traza", y que la demanda "los caracteriza mal".

La política de la segunda escuela involucra al Asociación de Trabajo de Respuesta Educativa Bias de la universidad. La demanda cita a la Universidad diciendo que el Asociación de trabajo existe "para proporcionar una respuesta integral y admisiblemente coordinada a incidentes de intolerancia y arbitrariedad con respecto a la raza, etnia, tipo, orientación sexual, discapacidad, religión y origen doméstico". Incluso tiene varias sanciones contra los estudiantes cuyo discurso determina intolerante.

La demanda alega que las pautas de la Fuerza de Tarea para determinar el arbitrariedad y los prejuicios son "vagas y excesivas", y el miedo a violar algunas normas vagas sofoca la expresión del deje protegida por la Constitución de los Estados Unidos. El ADF dice que el propósito del Asociación de trabajo "es suprimir el discurso que pueda incomodar a otros"

Los abogados de ADF presentaron la queja citación Young Americans for Liberty en la Universidad Estatal de Montclair v. Los Fideicomisarios de la Universidad Estatal de Montclair frente a el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Nueva Chaleco el miércoles

Source

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*