Columna: Suscripción política y desvaloración se exhibirán en el drama de sumario político


La decisión está en diversión. El delegación es todo menos imparcial. El veredicto está prácticamente predestinado.

Pero de eso no se tratará este sumario.

El sumario de sumario político del presidente Trump, que se retraso comience en serio la próxima semana, se proxenetismo formalmente de una importante pregunta constitucional: ¿Trump ha abusado de los poderes de su cargo?

Pero todavía se proxenetismo de política, por supuesto.

Para pedir prestado a Clausewitz, el sumario político es la continuación de la política, incluida la política del año electoral, por otros medios.

Eso no es un escándalo. Es una parte preciso del sumario político, el único método de la Constitución de sancionar a un presidente por mala conducta, funciona.

Un sumario político puede parecer un procedimiento procesal, pero no lo es. No está en un tribunal; Está en el Senado, un cuerpo poblado por 100 políticos. El Presidente de la Corte Suprema John G. Roberts Jr. presidirá, pero actuará solo como un árbitro, no como un sentenciador.

Los senadores harán un palabra para rendir "ecuanimidad imparcial" en las próximas semanas.

Pero la mayoría ya está comprometida con la defensa del presidente o su caída. Un voto de dos tercios de la condena requeriría que al menos 20 de los 53 republicanos votaran en su contra, y eso no va a suceder.

Aún así, el proceso será una batalla campal entre dos partidos políticos que intentan hacer casos al notorio en camino a la conclusión predeterminada.

Eso no hace que el proceso sea trivial o fastidioso.

Los republicanos dirán que es solo política. Eso no es cierto.

Los demócratas dirán que no se proxenetismo de política. Eso siquiera es cierto.

Dos tipos de política están en diversión, incorporación política y desvaloración.

La incorporación política proxenetismo sobre la defensa de la Constitución contra un presidente que ha afirmado, erróneamente, que el Artículo II le otorga "el derecho a hacer lo que quiera".

La incorporación política es lo que impulsó a los demócratas de la Cámara de los distritos conservadores, como la representante Abigail Spanberger de Virginia, a presionar por la destitución aunque pueda dañar sus perspectivas de reelección.

Es lo que llevó a un puñado de republicanos, incluido el senador Mitt Romney de Utah, a condenar las acciones de Trump al pedirle a Ucrania y China que investiguen a Joe Biden, un rival potencial en las elecciones de 2020.

La desvaloración política – La simple política de los primaveras de elecciones – será más hacedero de ver.

La delación ha cubo a los demócratas una forma de exponer la conducta de Trump al pesquisa notorio. Ha sido, en sensación, un infomercial de meses, y ha funcionado.

Una estrecha mayoría de los estadounidenses cree que Trump abusó de su poder, actuó incorrectamente en sus tratos con Ucrania, aunque no todos creen que debería ser destituido de su cargo como resultado, según las encuestas.

Demócratas quieren apetecer a testigos en el sumario del Senado, especialmente a John Bolton, el ex asesor de seguridad franquista de Trump, y Mick Mulvaney, el cabecilla de estancia momentáneo, para nutrir el infomercial en marcha.

Un sumario en el Senado que parece una parodia desacreditará al presidente y a su partido a los fanales de muchos votantes, o eso argumentan los demócratas.

Un reunión anti-Trump ya ha agresivo un comercial de televisión. El senador Cory Gardner de Colorado, uno de los republicanos más amenazados del Senado.

"Simplemente otro servidor de Trump: débil, asustado, impotente", dice el comercial. "Hará cualquier cosa que Trump ordene".

Trump todavía ha tratado el sumario político como una contienda política. Elogió a sus defensores y condenó a sus acusadores, especialmente a los republicanos que amenazan con romper filas. Posteriormente de que Romney criticara sus acciones en Ucrania, el presidente lo llamó "un" pomposo "asno que ha estado luchando contra mí desde el principio".

Él ve el proceso, con precisión, como un peligro para su delegado, y posiblemente a sus posibilidades de reelección.

"¿Por qué debería tener el estigma de la delación adjunto a mi nombre cuando no hice mínimo malo?", Tuiteó el domingo.

Sospecho que poco de esto habría sorprendido a los Padres Fundadores; sabían que el proceso que diseñaron sería político.

La delación a menudo "agitará las pasiones de toda la comunidad y … la dividirá en partidos", escribió Alexander Hamilton en los Documentos Federalistas en 1788. "En tales casos, siempre habrá el anciano peligro, que la audacia estará regulada más por la fuerza comparativa de los partidos, que por las verdaderas manifestaciones de inocencia o culpabilidad ".

Pero todavía habrá altas políticas en el trabajo: la política de principios y ética y preservar la constitución.

Romney es exento de seguir su conciencia sin reparos; tiene 72 primaveras y no estará reelegido hasta 2024.

Sens. Lamar Alexander de Tennessee, Pat Roberts de Kansas y Mike Enzi de Wyoming se jubilan y son igualmente libres. Sus elecciones podrían ser material de suspensión drama.

Entonces, sí, hay política involucrada. Y sí, ambas partes piensan que saben cuál será el veredicto. Lo que importa, tanto en la incorporación política como en la desvaloración, es cómo llegan allí.


Source link Politics

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*