Adam Schiff se enfrenta a Trump, calificándolo de 'cabecera hueca errática'. Ahora está sintiendo el calor

No durante la feroz competencia de la Concesión de Derecho de Harvard, o la agitada vida como fiscal federal. No cuando condenó al primer agente del FBI procesado de espiar para un gobierno extranjero. Ni siquiera cuando ganó una de las campañas más furiosas por un puesto en la Cámara de Representantes, derrotando a un republicano que había perseguido implacablemente al presidente Clinton.

Ni una sola vez en la historia de origen político del representante Adam B. Schiff, el registro muestra que lo etiquetaron como "sospechoso". Pero, entonces, el congresista de 10 períodos de Burbank nunca se enfrentó a un oponente como él coetáneo, un presidente de los Estados Unidos oportuno de convertir el nombre de un rival en una broma para ir al baño y engaño de un escolar.

Para el presidente Trump y millones de sus leales, ahora es "Shifty Schiff", aunque otros insultos lo harán hacer. "Mentiroso" y "traidor" se deslizan por Internet e incluso lloraron sobre Schiff en lo que se suponía que sería un evento amistoso el mes pasado en su distrito. El cambio de marca implacable viene con un bono financiero para la campaña de reelección de Trump: $ 34 por cada camiseta de "Adam Schiff con cuello de lapicero" vendida.

Schiff inicialmente respondió a Trump con correcciones suaves, lo que llevó al New York Times a proponer que , como perro de ataque, era "más labradoodle que Doberman". Pero su tono se ha endurecido. En septiembre, comparó la llamamiento telefónica de Trump, furiosamente debatida, con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, con un patrón de la mafia involucrado en un "shakedown". Hablando recientemente con Los Angeles Times, tuvo algunas palabras nuevas y saladas para el presidente.

Los demócratas han respondido con poco parecido a la adoración. Se alinean para selfies y autógrafos. Algunos llevan camisetas de "I Stand With Schiff". Su campaña incluso intenta apropiarse de las humillaciones. Los lápices etiquetados como "Este cuello de lapicero no se romperá" y "Este cuello de lapicero investigará" cuestan $ 8 por paquete.

Esta es la remuneración de Schiff por convertirse no solo en el principal interlocutor del presidente Trump, sino en superego a su identificación. En una sala de audiencias en un extremo de Pennsylvania Avenue, el parlamentario con cara de póker preside, abraza las instituciones de Washington y cree que el gobierno puede hacer el admisiblemente. Por otro banda, el impredecible presidente ejecutor desata quejas contra sus oponentes y alienta las dudas sobre el gobierno que dirige.

Schiff no tenía idea de que terminaría aquí. El obsesivo de la superación personal ganó un cinturón rojizo en karate, incursionó en eslovaco y escribió guiones antiguamente de comprometerse completamente con la política. Su carrera académica temprana lo llevó a un camino alrededor de la medicina.

Cuando se convirtió por primera vez en un cargo electo, perdió mucho, luego perdió una y otra vez antiguamente de percibir. Enfrentado a un presidente al que calificó como el peor de la historia moderna, agitó a algunos en su propio partido al dudar de agenciárselas la destitución. Ahora está todo en el interior y, dicen los aliados, no se retira.

“Pueden intentar gritarle. Pueden intentar sacarlo de la habitación, pero no va a funcionar ", dijo Barbara Boxer, la ex senadora de California, quien alentó a Schiff a postularse para su escaño en la Cámara hace 20 primaveras. "El momento verdaderamente lo ha antagónico y está pronto".

 Presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam B. Schiff "ufano =" 840 "pico =" 520 "/> 

<div class=     

Rep. Adam B. Schiff posteriormente de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunciara que él y el representante Jerrold Nadler, a la izquierda, estarían entre los gerentes del motivo de motivo político del presidente Trump en el Senado.

(Olivier Douliery / AFP / Getty Images)

        

    

Schiff, de 59 primaveras, fue famoso el miércoles como el líder entre los siete gerentes de la Cámara del motivo político, quienes, a partir del martes, tratarán de persuadir a dos tercios de los miembros de el Senado para condenar a Trump por al menos uno de los dos artículos de motivo político.

Sabe que la temperatura está a punto de subir. Nuevamente.

"Lo que he descubierto es que … en un momento irracional cuando tienes un vagagundo en la Oficina Oval, hay una verdadera preeminencia en no tener el pelo en llamas", reflexionó Schiff , sentado en una habitación fuera de la cámara de la casa. "Sospecho que parte de esto es solo mi propio temperamento, que no podría cambiar aunque quisiera".

* * * * *

Schiff es el más zagal de dos hijos de Ed y Sherry Schiff. Sus padres eran vendedores, su padre un adepto al trabajo que comerciaba con sombreros, luego ropa, antiguamente de rajar un almacén de madera. Su mamá llegó tarde a los fortuna raíces y demostró ser natural, convirtiéndose en un tendero superior.

Un memoria secreto para el hermano decano Dan llegó cuando Adam tenía aproximadamente 7 primaveras, la grupo que vivía en Danville, al este de Oakland. Adam, que ya era un gladiador, había determinado que superaría al pequeño del vecindario que era el mejor "hablador de eructos". Sus implacables eructos de piel sintética se pusieron nerviosos por los ansiedad de su hermano, hasta que Dan arrojó su chaqueta y la cremallera atrapó la boca de Adam.

Dan Schiff le suplicó a Adam que inventara una historia, cualquier historia, para contarles a sus padres. Adam aulló.

“Había toda esta matanza. Pero lo que lo provocó fue que le estaba pidiendo que mintiera ”, dijo Dan Schiff. "El hecho de que lo condujeran a una mentira, eso verdaderamente lo molestó".

En la escuela secundaria Monte Instinto, Dan Schiff se llevó a casa los premios y las victorias para el debate, terminando tercero en el estado, mientras que a Adam no le fue tan admisiblemente. "Era la tortuga, que se mantenía en ello, que nunca se desanimaba", dijo el élder Schiff, señalando que su hermano se convertiría en el mejor estudiante.

A pesar de ser aceptado en una de las mejores escuelas de medicina del país, UC San Francisco, Schiff pensó que su interés en el servicio divulgado sería mejor atendido por la colegio de derecho.

"Conseguir una mamá alubia tan cercana a 'Mi hijo, el médico' y luego arrebatarlo es muy poco cruel que hacer ", bromeó Schiff en una entrevista con WNYC.

En 1987, se unió a la oficina del fiscal estadounidense en Los Ángeles. En un invernadero de personalidades tipo A, Schiff se distinguió por su creencia casi sentimental en el sistema.

Cuando los abogados se reunieron para presentar sus casos entre sí, sus colegas recuerdan a Schiff hablando con abundantes detalles. Algunos de los sabios acres de la habitación fingirían ahorcarse o cortarse las muñecas. "Él simplemente procedería con lo que estaba diciendo", dijo un ex colega, que pidió no ser identificado mientras se burlaba de Schiff. "Estaba completamente desanimado por eso".

"En una oficina llena de parentela sincera y ambiciosa, Adam se destacó por su seriedad y pretensión", dijo el ex fiscal Jonathan Shapiro, cocreador del thriller judicial de Amazon. "Goliat".

Sus compañeros de oficina se preguntaban: ¿Quién más entre ellos, enviado a Eslovaquia para ayudar con la reforma de la jurisprudencia penal, se habría tomado el tiempo de volverse relativamente posible en eslovaco? Otro ex colega, Jeffrey C. Eglash, ex inspector militar de la Comisión de Policía de Los Ángeles, dijo que Schiff parece no deber cambiado tres décadas posteriormente:

"Él es el Sr. Rogers".

El momento característico de Schiff llegó con el estimación de Richard Miller, un finalista incompetente que asimismo resultó ser un agente del FBI. Miller se había enamorado de una vivaz informador rusa, Svetlana Ogorodnikova. Le prometió a Miller patrimonio en efectivo, sexo y oro a cambio de documentos. El primer motivo de Miller terminó en un miembros colgado y el segundo en una condena, revocada por un tribunal de apelaciones.

Uno de los abogados defensores de Miller, Stanley Greenberg, dijo que su zagal adversario en el tercer motivo fue "no Michael Avenatti". "Y agregó:" Los abogados que interviú más difíciles de desavenir son los de bajo perfil que simplemente presentan los hechos y les permiten pintar una imagen. Estaba en esa categoría. ”

Miller terminó sentenciado a 20 primaveras en una prisión federal. Schiff le dijo a Político que aprendió mucho "sobre el comercio ruso … las vulnerabilidades que buscan". Tres décadas posteriormente, cuando comenzó a investigar a Trump, encontró aperos esas lecciones.

* * * * *

Hace décadas, Schiff estaba trabajando con uno de sus mejores amigos, Karl Thurmond, un pasatiempo global para el maratonista y triatleta. Esa indeterminación, a mediados de la decenio de 1980, cuando los dos corrían por el paseo San Vicente, Schiff habló de cómo admiraba a John F. Kennedy. Agregó que tenía un sueño propio: que él asimismo podría algún día ascender a la Casa Blanca.

Así es como Thurmond lo recuerda, de todos modos, aunque Schiff dice que no recuerda. Lo que está claro es que para 1991, Schiff estaba buscando un nuevo camino más allá de su trabajo como fiscal. Vio una oportunidad cuando se abrió un asiento de la Asamblea estatal al oeste del centro de Los Ángeles.

Schiff agotó los $ 13,000 en su 401 (k) para financiar su candidatura, recordó su hermano. Una nueva presentación, "Zapatos para Schiff", le prometió congregar zapatos de los votantes y donarlos a las personas sin hogar. Una complicación, recordó un amigo: sin que nadie más hiciera el trabajo, el candidato pasó un tiempo crucial acordado antiguamente de las elecciones recogiendo él mismo los desechos. (Schiff cree que los voluntarios se encargaron de la tarea.)

El candidato incipiente se enfureció delante la idea de que tenía que platicar en forma sólido. Sus discursos divagaron.

"Era asaz rígido", dijo Brian Hennigan, otro amigo y ex fiscal, que ha apoyado a Schiff en todas sus campañas. "Tenía sentido del humor, pero simplemente no salió en ese entorno".

Schiff terminó 11º de 15 candidatos. Ganó 710 votos. Los amigos recuerdan deber sido mortificados, mientras que Schiff parecía escasamente confundido, atribuyéndolo como una enseñanza aprendida.

Al mudarse a Burbank, perdería dos carreras más para la Asamblea delante otro abogado, un republicano llamado James Rogan. Pero se acercó en cada competencia.

 Adam Schiff hace campaña en el sur de Pasadena en 1996 durante su exitosa carrera por el Senado del estado de California. "Encantado =" 840 "pico =" 551 "/> 

<div class=     

Adam Schiff hace campaña en South Pasadena en 1996 durante su exitosa carrera por el Senado del estado de California.

(David Bohrer / For the Times)

        

    

En 1996, el tiempo de Schiff finalmente llegó. Se postuló contra la republicana Paula Boland por un puesto vacante en el Senado que representa a Burbank, Glendale y partes del Valle. Como lo haría en futuras victorias, se presentó a sí mismo como el candidato moderado y orientado a la batalla. Boland parecía ser un campeón excesivamente entusiasta de la independencia del Valle de San Fernando desde Los Ángeles.

Schiff asimismo se benefició de la cooperación de un fanático de un sotabanco telefónico, Sherry Schiff, que no dejaría que los votantes se desconectaran del teléfono hasta que se comprometieran a apoye a su hijo.

"Mucha parentela le decía a Adam: 'Una mujer que dice ser tu mamá me hizo prometer elegir por ti'", recuerda Dan Schiff. "Y él decía: '¡Esa fue mi mamá!" "

Cuatro primaveras más tarde, Schiff tuvo otra oportunidad contra Rogan, que había ascendido a la Cámara de los Estados Unidos, donde él era uno de los gerentes directos que ayudaron a procesar el caso de destitución del presidente Clinton. A diferencia del presidente que sería auditoría dos décadas posteriormente mientras luchaba por alcanzar un índice de aprobación del 50%, la popularidad de Clinton rondaba el 65%.

El patrimonio se vertió en el 27 ° Distrito del Congreso de todo el país. Schiff reclamó el apoyo de los liberales de Hollywood, como el magnate del entretenimiento David Geffen, arrebatado por el motivo político de Clinton. Gastando aproximadamente de $ 11 millones en total, luego la carrera de la Cámara más cara del país, ambas partes bombardearon a los votantes con sus argumentos.

Los candidatos emitieron 140 anuncios al día, solo en la televisión por cable armenia estadounidense. Un panfleto del Partido Republicano de California afirmaba que Schiff había facilitado a los reclusos de California obtener "Biblias satánicas".

Schiff ganó por casi 9 puntos porcentuales.

Al montar a Washington, se unió los demócratas del perro celeste, conocidos por la restricción fiscal. Ayudó a crear el Familia de Estudio sobre Seguridad Franquista de su partido, invitando a invitados como Newt Gingrich y el ex senador de Georgia Sam Nunn para profundizar en cuestiones de política extranjero. El peña wonky se ganó el sobrenombre de "el peña de nerd".

Schiff aprobó una código para prohibir los materiales nucleares que podrían ser recogidos por los países que se retiraron de un tratado de proliferación nuclear. Formó un caucus del Congreso que apoyaba la permiso de prensa. Ganó patrimonio para un laboratorio regional para acelerar el procesamiento del ADN de la ambiente del crimen en su distrito, que incluye Pasadena y Glendale. Su dadivoso trabajo para una resolución que reconoce el exterminación armenio de principios del siglo XX finalmente dio sus frutos en octubre, cuando la Cámara aprobó la medida.

"No podemos ocultar nuestro apoyo a los derechos humanos en los eufemismos", había dicho Schiff. . "No podemos ser intimidados por una potencia extranjera".

Es difícil recordarlo ahora, pero en un tiempo antiguamente de Trump, Schiff se llevaba amigablemente con Devin Nunes (R-Tulare), el principal republicano en el Comité de inteligencia. El representante Peter King (republicano de Nueva York) recordó recientemente a Schiff como "un tipo moderado" y agregó: "Confiamos en él. Hablaríamos con él ”.

Pero en la mente de King, Schiff se volvió demasiado acusador y demasiado arrogante durante las audiencias de motivo político.

"Fue como una audiencia desbocada", dijo King. "Un procedimiento desbocado, donde el final ya estaba escrito".

* * * * *

El agradecimiento de los asesinatos en masa por las fuerzas turcas había sido una prioridad importante de los armenios, y por lo tanto un prioridad en el distrito de Schiff, donde vive la decano concentración de armenios fuera de ese país.

El agradecimiento oficial de los Estados Unidos había estado liado durante décadas correcto a la alianza estratégica de Estados Unidos con Turquía. Cuando llegó la votación de la Cámara, el Comité Franquista de Armenia de América quería celebrar con un evento para corresponder a Schiff.

La reunión parecía que podría proporcionar un respiro del asedio partisano antiguamente de las descanso de Washington. Pero momentos posteriormente de que Schiff comenzara a dirigirse al teatro, cualquiera gritó: "¡Mentiroso!" Otros se unieron. Algunos sostuvieron letreros que decían "No acusen". El gordinflas de la multitud, que se unió al banda de Schiff, se movió para poner fin a la perturbación. Estallaron peleas.

Schiff miró impotente desde el proscenio. "Adam es muy ecuánime y sé que estuvo admisiblemente", dijo David McMillan, un amigo de más de 30 primaveras, que cenó con Schiff esa indeterminación. "Pero me di cuenta de que estaba un poco nervioso".

Cuando finalice el motivo en el Senado de Trump, Schiff permanecerá como presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, una posición que le permitirá seguir analizando al presidente.

Más allá de eso, el futuro político de Schiff sigue sin estar claro.

Una carrera muy discutida para el Senado no se materializó en 2018, cuando la senadora principal de California, Dianne Feinstein, evitó la compensación. Schiff asimismo ha sido famoso como un posible sucesor de su coligado cercano, Nancy Pelosi, como presidente de la Cámara, aunque no muestra signos de retirarse en el corto plazo. Una triunfo presidencial demócrata en 2020 podría significar una oportunidad en un puesto del estancia para Schiff.

En 2018, en una cita a New Hampshire, Schiff se regodeó en la especulación de que podría hacer una carrera presidencial.

"Es divertido venir aquí", dijo. "Y disfruto la idea de que podría hacer explotar ciertas cabezas en Fox News".