El sentenciador de la óleo de combate que ganó la abertura de préstamos estudiantiles contra la abertura comparte su historia

Durante casi 15 primaveras, el avezado de la Armada de los EE. UU. Kevin Rosenberg debió seis cifras en préstamos estudiantiles.

Pero el 7 de enero de 2020, un sentenciador de Nueva York dictaminó que los $ 221,385.49 en deuda de préstamos estudiantiles adeudados por Rosenberg a noviembre de 2019 eran cancelables bajo la bancarrota del capítulo 7.

“I ahora tengo una oportunidad de tener una vida ", dijo Rosenberg, de 46 primaveras, a Yahoo Finance en una entrevista.

Un práctico en bancarrotas le dijo a Yahoo Finance que el caso de Rosenberg es un hito en ese momento. disipa la conocimiento de que los préstamos estudiantiles no fueron cancelables en bancarrota.

“Lo que encontré más fascinante, y creo que estimulante, es el idioma muy válido que el sentenciador solía proponer. lo que ella pasión este estado cuasi mítico de la no capacidad de descarga de préstamos estudiantiles, Jason Iuliano, profesor asistente de derecho en la Universidad de Villanova y práctico en bancarrota, dijo a Yahoo Finance. "Nunca lo había conocido tan claramente antaño en una opinión jurídico como esa".

Luego de más de una decenio de suceder por el sistema de préstamos estudiantiles, haciendo pagos a tiempo , siguiendo con los administradores de préstamos, manteniéndose al día con el papeleo, finalmente se libró de su deuda estudiantil.

"No puedo darle a nadie asesoramiento justo", enfatizó el ex oficial naval antaño de compartir su historia.

 Kevin Rosenberg mientras estaba en la Armada de los Estados Unidos. (Fuente: Gear to Go Outfitters) "pancho =" 720 "cúspide =" 491 "/> </div>
<p> <span aria-hidden= Yahoo Finance

Kevin Rosenberg mientras estaba en la Armada de los EE. UU. ( Fuente: Gear to Go Outfitters)

'Tener esta deuda, arruinaría las relaciones para mí'

American los prestatarios tienen más de $ 1.6 trillones en préstamos estudiantiles pendientes a noviembre de 2019, según datos compilados por el Bandada de la Reserva Federal de St. Louis.

Ese número ha aumentado constantemente en el pasado pocos primaveras y ha llegado a un punto de inflexión: desde los candidatos presidenciales que proponen la suspensión de la deuda estudiantil, la senadora Elizabeth Warren (D-MA) lanzó un plan que hace que sea más viable declararse en bancarrota para préstamos estudiantiles, hasta compañías que ofrecen ayuda para abonar a sus empleados deuda estudiantil, asaltar el tema se ha convertido en una prioridad.

Pero la política no estaba en la mente de Rosenberg.

Su alucinación con la deuda estudiantil comenzó en 1993, según la demanda, cuando sacó préstamos estudiantiles para su carrera. Mantuvo hábitos financieros saludables, pagando sus préstamos fielmente, hasta que sirvió en la Armada de los Estados Unidos en servicio activo durante cinco primaveras. Luego de completar su período de servicio, comenzó la escuela de leyes en Cardozo en Nueva York, para lo cual obtuvo préstamos estudiantiles adicionales.

Luego de graduarse en 2004, Rosenberg consolidó sus préstamos y mantuvo un poco más de $ 116,000 en deuda estudiantil a partir de abril de 2005. Ese número aumentó a aproximadamente $ 221,000 en los próximos 14 primaveras.

Luego pasó el examen de la mostrador en Nueva York y Nueva Suéter y se unió a una firma de abogados antaño de animarse que una carrera de derecho no era para él.

"En primer espacio, me di cuenta de que todo el trabajo está sentado en la oficina usted mismo", dijo Rosenberg. “No se puede ser creativo en categórico, pero igualmente que se puede ayudar a las personas o ganarse la vida, no se puede hacer ambas cosas. Y tuve un problema con eso ”.

Rosenberg dejó el mesa de abogados para dedicarse a varias actividades empresariales, la última de las cuales fue un servicio de inquilinato de equipos y guías en ruta presentado en un Artículo del New York Times. Pero una combinación de eventos a lo espacioso de los primaveras (la Gran Recesión, la asesinato de minoristas y problemas personales) condujo a algunos reveses, lo que resultó en períodos de incertidumbre y problemas financieros agravados por su deuda estudiantil.

“Todo este tiempo, teniendo esta deuda, arruinaría las relaciones para mí. … simplemente afecta todo en tu vida ", dijo. "Siempre me molestó que las personas de las corporaciones que simplemente se equivocan negligentemente, simplemente se arriesgan a no … Salir de la bancarrota, no hay problema, y ​​los ejecutivos obtienen paracaídas de oro".

Continuó: “Mientras que con cualquiera que solo negociación de obtener una educación y mejorarse a sí mismos … Existe este argumento de que no se le debe permitir que descargue su deuda, no debería poder declararse en bancarrota. Y es simplemente ridículo, es efectivamente una enajenación, es casi un normalizado inverso. Y simplemente me sentí como un sirviente por acuerdo ".

Sin retención, Rosenberg dijo que trabajó siete días a la semana, logrando 10 a 12 horas al día durante primaveras," tratando de triunfar este trabajo ". Pero luego de primaveras de pelear con la deuda, decidió dar el paso y declararse en bancarrota bajo el capítulo 7 para asaltar su deuda.

" Esto no fue viable audacia ", subrayó. Y a pesar de entender por la investigación qué tan stop era el lista para borrar la deuda, "fue poco así como," ¿Qué tengo que perder? ", Dijo. “No puedo abonar los préstamos. Al punto que puedo darme el opulencia de radicar. ”

' Tal vez con este mito destrozado, bajarán lo que cobran'

Rosenberg comenzó analizando las diferentes pruebas que utilizan los jueces para identificar si un deudor merece una descarga, identificando la prueba de Brunner como importante. Igualmente decidió continuar el caso como su propio asesor justo.

“Cuando estaba buscando contratar a un abogado para que lo hiciera por mí, recibía presupuestos de cerca de de $ 40,000 porque los abogados Lo veo como un proceso efectivamente duro y arduo ”, explicó. “Quizás con este mito destrozado, bajarán lo que cobran. Lo estaban mirando como si fuera poco interminable. Y va a ser mucho trabajo y apelaciones y todo esto ".

Rosenberg se declaró en bancarrota en virtud del capítulo 7 en 2018. Igualmente presentó un proceso negativo, que es esencialmente un proceso civil. demanda, contra la Corporación de Servicios de Educación Superior del Estado de Nueva York. Dijo que lo llamaron a la corte cinco o seis veces para audiencias por otra parte de una información y una entrevista con un declarante práctico. Los documentos fueron producidos y leídos. Y ambas partes presentaron una sentencia sumaria.

El 7 de enero de 2020, la jueza principal de bancarrota de los Estados Unidos, Cecelia G. Morris, tomó su audacia: la sentencia sumaria de Rosenberg solicitando al tribunal que declare que su deuda estudiantil es descargable

"La anuncio de hoy me deja con un sentimiento de alivio, no de celebración", escribió en un comunicado. "Estoy agradecido de poder recuperarme de un impacto financiero arrollador y tener la oportunidad de levantarme, desempolvarme y seguir delante".

Rosenberg le dijo a Yahoo Finance que un día luego de la audacia, que "igualmente me enfureció que los préstamos estudiantiles se trataran de forma diferente a otras deudas, especialmente hexaedro el rescate de las corporaciones … y la burbuja inmobiliaria".

Porque al final del día, el sistema de préstamos estudiantiles era "lucro – simple y llanamente", afirmó. “Estos no son buenos actores aquí. No están actuando de buena fe … Positivamente son préstamos depredadores en su sentido clásico. ”

'Este tribunal no participará en la perpetuación de estos mitos'

Mediador Morris, quien solicitó La prueba de Brunner para determinar si los préstamos estudiantiles han causado que el prestatario sufra dificultades indebidas, que luego decide si su deuda será cancelada en bancarrota, señaló que la prueba fue "sobrado simple y directa" para Rosenberg.

La prueba de Brunner requiere que se cumplan tres requisitos:

  • El deudor no puede suministrar, en función de sus ingresos y gastos actuales, un “intrascendente "Nivel de vida para ellos y sus dependientes si se ven obligados a abonar sus préstamos

  • Existen circunstancias adicionales que indican que es probable que esta situación persista durante una parte significativa del período de reembolso de los préstamos estudiantiles

  • El deudor ha hecho esfuerzos de buena fe para abonar a su estudiante préstamos

En el defecto, el sentenciador señaló que Rosenberg había estado fuera de la escuela y luchando con la deuda estudiantil durante primaveras. Ella dictaminó que, dados todos los hechos presentados, Rosenberg satisfizo los requisitos de la prueba Brunner: tenía muchos más gastos que ingresos (lo que resultaba en ganancias negativas cada mes), no tenía hacienda adecuado para abonar su deuda estudiantil con el tiempo y "no se recostó durante 20 primaveras pero hizo un esfuerzo de buena fe para abonar sus "préstamos estudiantiles".

"Por las razones anteriores, el peticionario ha satisfecho la prueba de Brunner", concluyó el sentenciador Morris. "Con cojín en lo precedente, se ORDENA que el Préstamo Estudiantil impone una dificultad excesiva al Solicitante y se le da de herido".

La mayoría de las personas creen que la deuda estudiantil no se puede suprimir en bancarrota porque los prestatarios necesitaba despejar una mostrador extremadamente incorporación para demostrar que sufrían bajo interpretaciones previas de la prueba de Brunner.

"En los últimos 32 primaveras, muchos casos se han fijado en los estándares punitivos de Brunner", Morris escribió, agregando que los jueces a veces requerían pruebas de "desesperanza", un normalizado mucho más gravoso que demostrar dificultades. Estas interpretaciones se "aplicaron y volvieron a aplicar con tanta frecuencia" y "se han convertido en un cuasi-estándar de proporciones míticas tanto que la mayoría de la multitud … cree que es inútil suprimir los préstamos estudiantiles", dijo el sentenciador. "Este Tribunal no participará en la perpetuación de estos mitos … Más perfectamente, este Tribunal aplicará la prueba de Brunner como se pretendía originalmente".

Iuliano, el práctico en bancarrotas, destacó el mito que revienta aspecto de la sentencia.

“El sentenciador está llamando directamente a este mito de la no descargabilidad y diciendo: 'Hola a todos, detengan y escuchen, la prueba es en ingenuidad mucho más viable de lo que todos piensan '', explicó Iuliano. "Y ella está hablando intencionalmente con la mostrador de bancarrota y dice:" Crees que no puede ser hexaedro de incorporación, pero en ingenuidad puede ". Hay una señal muy directa para que representen a sus clientes de forma diferente".

Consejos de bancarrota para otros prestatarios de préstamos estudiantiles

Rosenberg, quien enfatizó que lo que funcionó para él puede no funcionar con todos los demás, igualmente compartió algunos notas sobre cómo pasó por el proceso:

La bancarrota no debe ser una decisión para deshacerse de la deuda estudiantil

"Haga todo lo posible para evitar la bancarrota", enfatizó Rosenberg. "No quiero que la aleccionamiento de mi situación sea [that] si se declara en bancarrota, puede deshacerse de toda esa deuda, incluso cuando pueda pagarla. No debería ser así. No lo considero una rendimiento inesperada. Ahora tengo la oportunidad de tener una vida, eso es todo. ”

Contrata a un abogado para presentar los documentos iniciales o pide ayuda a una ordenamiento sin fines de rendimiento

Rosenberg aconseja a las personas que busquen un abogado cuando se declaran en bancarrota del capítulo 7, ya que implica papeleo. Agregó que era posible hacerlo solo, aunque puede ser más viable a través de un abogado. Una ordenamiento sin fines de rendimiento puede hacer lo mismo con tarifas reducidas o sin ellas.

Investigue mucho sobre qué proponer exactamente en un procedimiento de adversario y vea si la prueba de Bruner se aplica a usted

El caso del gran hacedor X de Rosenberg fue que presentó un procedimiento de adversario.

“Cada año hay aproximadamente 250,000 estudiantes deudores de préstamos que se declaran en abertura ”, dijo Iuliano. "Pero luego, cada año, solo hay entre 400 y 500 … quienes efectivamente presentan el proceso contra el adversario, que es donde van delante el sentenciador y dicen: 'Mira mi caso y toma una determinación'" sobre el cuota de la deuda.

¿Por qué tan pocas personas presentan un proceso de adversario entonces? En pocas palabras, es demasiado costoso hacerlo.

Hablando en cifras aproximadas, “no solo necesitan una tarifa del capítulo 7 de $ 1,500, sino que si quieres que el adversario continúe, tienes para resistir a … [$5,000] a $ 10,000 por superior antaño de que se presente el caso para su abogado ", explicó Iuliano. "Y estos deudores están en bancarrota, por lo que no tienen muchos activos líquidos que puedan usar para obtener cinco o $ 10,000".

Comprenda sus préstamos. Los préstamos privados se tratan de forma diferente a los préstamos estudiantiles.

Finalmente, Rosenberg aconsejó a los prestatarios que entendieran qué tipo de préstamos tenían ya que los préstamos federales se tratan de forma diferente a los préstamos privados.

En cualquier caso, agregó, piense mucho antaño de embarcarse en este proceso.

"La bancarrota es un proceso humillante", enfatizó. “Nadie quiere ir a la abertura. No tiene ausencia de bueno ”.

[1945459013] [19459903] [19459903] Una nueva comprensión de la descarga de la deuda estudiantil

Al final, el caso de Rosenberg tendrá implicaciones para otros que busquen reconciliar por la descarga de sus préstamos estudiantiles a través de la bancarrota.

"Existe una creencia tan generalizada de que tanta multitud se detiene en la presentación, pero creo que esa es la porte equivocada", sostuvo Iuliano. “Existe mucha humanidades académica que muestra que las personas esperan demasiado tiempo precisamente por esta preocupación, que sienten que es una descompostura honrado, donde sienten vergüenza presentarla, por lo que esperan hasta más allá del punto en que los abogados de bancarrota lo más útil para ellos ".

Haciéndose eco de Rosenberg, Iuliano señaló que" las empresas se declaran en bancarrota todo el tiempo y nadie les señala ausencia y dice que son éticamente sospechosos de hacerlo ". "

En el futuro, afirmó Iuliano, los prestatarios deben ver la bancarrota" más como un medio justo para el alivio de la deuda que existe para las personas que efectivamente lo necesitan ".

Aarthi es escritor de Yahoo Finance. Ella puede ser contactada en aarthi@yahoofinance.com. Síguela en Twitter @aarthiswami .

Lea las últimas noticiario financieras y de negocios de Yahoo Finance


Source link Money

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*